Las leyes de Murphy de las costureras

La entretela adhesiva siempre se adhiere a la plancha.

Si necesitas seis botones iguales encontrarás cinco en tu caja de botones.

La costura que querías deshacer es, invariablemente, la otra.

Cuanta más prisa tienes más pequeño es el ojo de la aguja.

La tela que olvidaste remojar para que no encogiera será la que más encoja.

El patrón que querías volver a utilizar habrá perdido una de las piezas.

Si se te cae alguna cosa del costurero será la caja de los alfileres con la tapa abierta.

Siempre que la construcción de una pieza va bien, se te acabará el hilo de la canilla.

La magnitud del fallo está en proporción directa al precio de la tela.

Las tijeras cortan mejor pasado el ojal.

La aguja que perdiste la encontrará alguien andando descalzo.

La plancha nunca chamusca la prenda hasta que ya está totalmente planchada.

La plancha de vapor sólo escupe agua sucia sobre telas claras.

La luz de la máquina de coser suele fundirse los domingos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s