Samaín

Pese a que muchos crean que  Halloween es una fiesta típicamente norteamericana, lo cierto es que el origen y la esencia de esta celebración es celta y pagano.

La palabra Samhain es de origen gaélico y significa literalmente “fin del verano”.

Esta festividad era la más importante de los cuatro festivales celtas,  entre el equinoccio de otoño y el solsticio de invierno. Así, Samhain representaba la división entre la mitad luminosa del año (verano) y la mitad oscura (invierno). Marcaba el final del año celta y el comienzo de un nuevo año.

La idea de que Samhain era la unión entre las dos mitades del año conllevaba la condición de ser una noche única, suspendida en el tiempo.

De este modo se decía que, en la noche de Samhain, la separación entre este Mundo y el Otro era casi imperceptible, lo que permitía tanto a los espíritus como a otros seres mitológicos la posibilidad de pasar de uno a otro.

Por tanto Samhain era un momento crucial del año, cargado de significado simbólico.

La evidente disminución de la fuerza del sol en esta época era fuente de toda clase de inquietudes, con lo que el encendido de hogueras era una forma de propiciar la intensidad solar en las fechas más oscuras. Los ancestros familiares eran honrados y se les invitaba a visitar el hogar de nuevo, mientras se hacían rituales de protección para alejar a los malos espíritus.

Los disfraces y máscaras se usaban para confundirse con los espíritus malvados y así poder pasar desapercibidos y evitar los posibles daños.

Las hogueras y los alimentos presenciaban buena parte de los festivales y estos últimos se compartían, sobre todo con los menos favorecidos. Se recogían nabos y se vaciaban, introduciendo pequeñas llamas en su interior, lo que con el tiempo derivó en el vaciado y decoración de las calabazas  que sí comienza en Estados Unidos.

La evolución del Samhain originario de Irlanda, nos llevó a las festividades que hoy conocemos. El cristianismo incorporó la honra a los difuntos en el calendario cristiano con la Festividad de Todos Los Santos y los irlandeses que emigraron a Estados Unidos llevaran sus costumbres al Nuevo Mundo lo que dió lugar a  Halloween.

Hoy día, en el norte de España, cada vez es mas frecuente celebrar Samaín, manteniendo nuestras raíces celtas. Así pues, a disfrutar del Samaín!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s